Skip links

PAUTAS DIÉTETICAS PARA PREVENIR O CONTROLAR EL CORONAVIRUS

Nos encontramos ante un nuevo caso de brote epidémico causada por coronavirus. Observamos cómo viene sucediendo con mayor frecuencia en las últimas décadas. Parece que en este caso se transmite con más facilidad que otros anteriores pero su mortalidad es mucho más baja.

La mayoría de las personas hemos contraído en algún momento de nuestra vida una gripe, más frecuentemente en los meses de otoño y de invierno. Los consejos que aquí transmitiremos sirven para la prevención de cualquier tipo de gripe, pues permanecemos sanos con un sistema inmunitario fuerte y un medio interno equilibrado. Hemos aprovechado la información de Alex Jack en su artículo “Dietary guidelines to prevent or control coronavirus”

  • Grano entero

Crema de arroz integral. Si la persona tiene una condición débil o no hay suficiente apetito podemos servir la crema con condimento de kombu y sésamo al 50 por ciento junto con ciruela umeboshi varias veces a la semana.

También podemos sustituir o alternar el condimento de kombu y sésamo por gomasio, condimento de shiso o condimento de algas.

Si hay condición suficiente se pueden añadir bolas de arroz con nori y umeboshi varias veces por semana.

Podemos alternar mijo y arroz. Incluso cebada, trigo integral, avena o centeno si los dos primeros no estuvieran disponibles.

  • Sopa de miso

Diariamente sopa de Mugi Miso con wakame o Kombu y verduras de temporada.

  • Verduras

Si la condición lo permite tomaremos una cantidad algo más moderada de verduras tanto de hoja verde como redondas y de raíz. Bien estofados o guisadas, hervidas o al vapor. Evitaremos el aceite de manera temporal.

  • Frijoles

Si nuestra condición lo permite elegiremos principalmente lentejas, garbanzos, azukis y frijoles de soja negra.

  • Algas

Diariamente y en pequeña proporción usaremos alga nori, wakame y kombu. Hiziki y arame dos veces por semana.

  • Condimentos

Gomasio en proporción 16:1. También podemos incluir 1 cucharada de postre en la comida de pasta de umeboshi, tekka y polvo de hojas de shiso.

  • Encurtidos

Una cucharada diaria de encurtidos caseros hechos con shoyu, miso o sal marina. El chucrut podría utilizarse también.

  • Bebidas

Kukicha, té de cebada de manera ocasional. Agua de manantial o filtrada mejor que mineral.

  • Aceite

intentar evitar el aceite o utilizarlo en muy poca cantidad si la condición es muy débil. Mejor el aceite de sésamo tostado o sin tostar aunque también podríamos usar el aceite de oliva Virgen extra. Evitamos el aceite de coco y de palma, ya que son saturados y obstruyen la circulación de la sangre.

  • Productos origen animal

Los evitaremos temporalmente pues pueden concentrar el virus. en casos extremos de desnutrición puede incluirse alguna sopa de carne blanca o de pescado para obtener energía. Será servida en este caso con un poco de limón o daikon crudo, rábano o nabo rallado para ayudar en su digestión.

  • Frutas y zumos

Evitarlas temporalmente en crudo. Podríamos incluir un poco de fruta cocinada durante la recuperación. Incluso espesadas con kuzu.

  • Nueces y semillas

Evitar cualquiera de sus mantequillas y las nueces excepto las castañas. Podemos incluir pequeñas porciones de semillas de calabaza o sésamo y mejor si son tostadas y acompañan el cereal o las verduras.

  • Bebidas

Ume-sho-kuzu y ume-sho-bancha para recuperar la fuerza de la linfa y de la sangre. Shio-kombu máximo 2 cm diariamente  al menos 10 días.

Dependiendo de los síntomas podemos incluir uno o dos de los siguientes remedios:

  • Té de azukis: una taza pequeña al día. Para fortalecer la secreción renal.
  • Té de cebada: una taza pequeña 2-3 veces a la semana. Facilita las descargas y suaviza la piel.
  • Caldo de verduras dulces: una taza pequeña al día. Reduce el antojo por dulce.
  • Té Kombu: una taza al día o alternando cada dos días. Fortalece la sangre.
  • Té daikon y shiitake: mínimo una o dos veces por semana. Descarga el exceso de proteína animal.
  • Kanten o Yodofu con col china: para bajar la fiebre.
  • Raíz de loto: ayuda a aliviar el sangrado interno. En sopa de miso o como guarnición

Aplicación externa:

  • Emplasto tofu-clorofila: en la cabeza para aliviar la fiebre
  • Paquete de sal tostada: en riñones, abdomen o allí donde pueda aliviar el dolor interno o muscular.

Desde AMU (Asociación Macrobiótica Unida) esperamos que encontréis útiles estos consejos. Recordad que no están pensados para sustituir a una consulta personalizada, sino que están contextualizados como pautas para la población general, y que han demostrado ser efectivos para el mantenimiento de un sistema inmune fuerte a lo largo de la historia.

Cuidaos mucho, mantened la calma y la consciencia clara. Como decía aquel sabio : “esto también pasará”.

Nos vemos en un próximo artículo. Un abrazo grande.

AMU – Asociación Macrobiótica Unida.

 

Join the Discussion